Santuario San Campio 'de Lonxe'

Provincia de Pontevedra. Ayuntamiento: Tomiño

San Campio de lonxe, soldado romano, padece el martirio en los tiempos de los emperadores Diocleciano y Maximiliano, año 306, y es sepultado su santo cuerpo, por sus compañeiros en la fé, en el cementerio de San Calixto - Catacumbas- en Roma.

Por su ejemplo y firmeza en confesar su fé en Cristo, siguen el camiño del martirio a su mujer Arquelaida y los tres hijos de corta edad.

El comienzo de la devoción a SAN CAMPIO "de lonxe", en Figueiró, se pierden en la lejanía de los siglos. El suntuoso Santuario en donde se venera hoy en día, se fecha en el año 1804, y fue construido sobre una antigua capilla en honor a San Antonio de Padua. Fue reedificado en los años 1871-1874. Se consolido en 1974 y se reformo en el año 1993.


Acuden diariamente peregrinos que llegan de los lugares más recónditos de Galicia y de la parte Norte de Portugal. El nombre que recibe, SAN CAMPIO "de lonxe" se debe a que los peregrinos vienen a pie desde muchos kilómetros de distancia, y queda "lonxe" el Santuario, en relación a otros lugares donde se venera este Santo. También se conoce como SAN CAMPIO "do monte" por el peregrinar de los peregrinos por montes o matorrales buscando atajos para llegar primero a los pies del Santo.

Se lo invoca para toda clase de enfermedades, especialmente en las de cancer, reumáticas y nerviosas o mentales. En tiempos pasados fue "el gran médico venturoso" al que se recurría para curar todo "meigallo" y también a los que sufrían de "ramo cativo", es decir, posesion diabólica. Conforme fuese la enfermedad en la que el Santo mostro su intercesión -o para la que esperan alcanzar- serán los exvotos que se le ofrecen. De esto viene que cientos de figuras de cera, representando manos, pies, cabezas, gargantas, estómagos, pecjos, cuerpos enteros, etc., sean depositados en su altar.

También son frecuentes las promesas de pesarse el trigo, centeno o sal. El ofrendante paga su peso en la especie indicada o seu importe en metálico. Para cumplir este voto hay una pesa mui antigua o balanza colgante, a modo de báscula romana, donde en un platillo  se coloca el peregrino y en otro la materia de la ofrenda. 

Por haber sido soldado se le tiene por patrón o protector tutelar de los joóvenes que sirven a la Patria. Antes de ir al servicio peregrinan a San Campio buscando su protección y muchos -como símbolo- le ofrecen la corbata, y al regresar vienen a darle gracias, y si obtuvieron alguna medalla o triunfo en las campañas también se la ofrendan, rindiendo esta homenaje a su Capitán.

 

Vida y culto a San Campio

vida sancampio

El glorioso mártir San Campio, siendo soldado romano, participa en la búsqueda, captura y persecución de los cristianos. Sirve a las órdenes de los emperadores Diocleciano y Maximiano.Dios toca su corazón con la llama de la fe, al ver la valentía con que los seguidores de Cristo, con espíritu alegre y voluntad decidida, renuncian a los bienes terrenos e incluso a la propia vida antes de menospreciar el nombre de cristianos.Las palabras del Señor «el que me confiese ante los hombres a ese le confesaré yo ante mi Padre celestial» (Mt. 10,32), están patentes en la mente de los mártires y ahí radica el fundamento de su testimonio. 

Este ejemplo de tantos testigos del Crucificado cala hondo en el corazón de San Campio, y primero hace partícipe de sus sentimientos a su esposa Arquelaida y a sus tres hijos de corta edad, y después ayuda a los cristianos, bien animándoles a soportar los suplicios del martirio, bien favoreciéndoles en las cárceles, despreciando nuestro Santo su propia vida a cambio de servir a Cristo a través de sus hermanos en la fe. 

Conocedor Diocleciano de la conducta de San Campio y del proselitismo que realizaba entre sus compañeros de profesión, le condena por «delito de lesa majestad» a sufrir un martirio más cruel que aquéllos que él antes hacía sufrir a los cristianos. Y al escuchar su sentencia de labios del propio emperador pide ver a su esposa y a sus hijos y les anima a seguir su ejemplo. Sufren todos juntos el martirio por confesar la fe de Cristo el 10 de febrero del año 306. Sus compañeros soldados -aquéllos a quienes él mismo antes había evangelizado- depositan su cuerpo en el cementerio de San Calixto en Roma, en las catacumbas donde los cristianos se refugiaban, celebraban el culto divino y enterraban a los Santos. EN FIGuEIRÓ Se pierde en la lejanía de los siglos el comienzo de la devoción a Santo, en Figueiró. 

La parroquia matriz de Figueiró, Estás (Astás o Astasa) tiene un romano, con murallas de tierra. Aquí tenían su sede, fortificación y dep munición los soldados romanos. San Campio es soldado romano, már culto a nuestro Santo tiene su origen en los militares romanos. Esto c dicho culto en lugares por donde pasaban los caminos romanos, anteriores vías romanas, y después reservados para el ejército romano. La veneración a San Campio es mayor en Figueiró que en otros lu nuestra Diócesis, porque aquí tenían su sede los ejércitos romanos, y en 1 lugares iban de paso. El nombre que recibe de San Campio “de lonxe” se debe a que los i vienen desde muchos kilómetros de distancia, y les queda lejos el santua relación a otros lugares donde se venera este Santo. También se le conoce como San Campio “do monte”, por peregr gentes en tiempos pasados por medio de montes o matorrales, buscand para llegar antes a los pies del Santo. 

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn



Santuario de San Campio
PK 58,600 - 36792 FIGUEIRO (Tomiño)
Teléfono:608 98 55 53
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

[Glezot] [Valid Atom 1.0] [WebEmpresa] [Joomla]