AIRES DO MIÑO HIMNO DE SAN CAMPIO DE LONXE

A ALBORADA

Lus da yalba cobre o ceo,
doura os campos, doura os montes,
e nos regos e nas fontes
lindas pelras verte arreo.
Hoxe haifesta ó pé do Miño,
hoxe hai troula y-alegría.
Ei, rapaces! hoxe e día
de San Cam pio queridiño.
Vamos ver o noso Santo,
vamos ver a nosafrol,
que da eirexa n un recanto
bce e brilla coma un sol.
Xa s’erguéu coma roxa fogueira
ese sol qu’a fartura nos trai;
e do Miño na verde ribeira
moita xente, piedosa e rideira,
pouco a pouco xuntándose vai.
OS PELEGRINOS
Aifillos do Miño! vir todos acá, a ver ó Santiño que na cama está. Vinde a ver o Santo que nos trouxo Dios qu’él enxuga o pranto poñéndonos bos. Ai lus alcendida! Estrela do Norte! que lles das a vida os que están á morte. É longo o camiño, mais vamos alá, a ver o Santiño que na cama está. Pai dos labradores vímosche a rezar, y-a pedir favores ond’o teu altar.
A MUÑEIRA
Benia o día do Santo Glorioso que na eirexa bran quísima está, ond’a veira do río escumoso antr’os millos da verde Armamá! Ei, rapaces! qu’a xente to lea porque’ ós malos tornóunolos bos. Benia o Santo qu’é groria da aldea. Benia o Santo amiguiño de Dios. Vivan, vivan paisanos e cregos qu’o San tiño viñeron a honrar... viva a fe dos cristianos gallegos que é ¡nais quente ca o ¡unie do lar.

 
Compuesto por el Excmo. y Rvdmo. Dr. D. Manuel Lago González, Obispo tudense (1917- 1923)

Historia del Obispo y el Himno

Himno El obispo Lago y "Aires Do Miño", o Himno a San Campio Gloria a San Campio y orgullo para Figueiró es el hecho de que un Obispo, poeta, D. Manuel Lago González, haya compuesto el himno a San Campio. Este himno es espejo de San Campio, de Figueiró, de la devoción a San Campio, de la fe del pueblo cristiano en San Campio. Doquier se cante este himno se evoca a San Campio, surge "Figueiró"; es que "SAN CAMPIO DE LONXE" y Figueiró se identifican. Cantar las glorias de San Campio es cantar las glorias de Figueiró y nombrar a Figueiró es evocar a San Campio.

El Obispo Lago se sintió vecino de Figueiró; no podía menos; era su Obispo. Sí; Obispo no de despacho o de Palacio; por eso nos habla "da verde Armamó", "da eirexa que branquísima está", "do Santo que nos trouxo Dios, qu'él enxuga o pranto poñéndonos bos"...

Es justo que conozcamos algunos rasgos biográficos de este Obispo. Lago González nace en Tui el 26 de octubre de 1865. Fue bautizado en la Catedral de Tui. Fueron sus padrinos el Diputado a Cortes por Tui, García Maceira y su hermana D. Josefa. A los 12 años, el 16 de Julio de 1878 pasa de la escuela al Seminario, como alumno externo. Eran pobres. Pronto destaca en Latín, y al año siguiente gana una beca de gracia, pudiendo seguir sus estudios, como alumno interno. En diez años académicos, entre 1878 y 1887, Lago cursará los cuatro cursos de Humanidades, los tres de Filosofía, los seis de Teología, uno de Disciplina eclesiástica y dos de Derecho Canónico, con las más altas calificaciones y constantes premios.

Destaca como escritor y poeta. Escribe en "El Eco del Miño", entre otras obras, el poema "Al Aloya", "Oda a la ciencia", la balada "Alma mía", otra a la Virgen, "A León XIII" y dos loas dedicadas al Prelado. Es famosa su poesía "O derradeiro celta", sin olvidar el himno a San Campio y el himno al Sagrado Corazón de Jesús en la Consagración del Seminario al Divino Corazón (13 mayo 1.921). El 22 de septiembre de 1880 -siendo seminarista- Manuel Lago González "Litteratur a Pontevedra" recibe su primer honor académico, miembro titular de la Academia Mont-Real de Toulouse.

A los 15 años escribe "Galicia antigua" y "Las religiones antiguas de Galicia" que publica en "El Independiente' Siendo seminarista el Obispo Hüe y Gutiérrez le envía a Santiago a especializarse en griego y hebreo, y regresa a los seis meses "con instrucción suficiente para enseñar ambos idiomas" dice el Obispo Murúa. 

En 1887 es nombrado Catedrático de Griego y Hebreo en el Seminario de Tui, un año antes de ordenarse. Al año siguiente es Secretario de Estudios. Más tarde habría de enseñar Historia Eclesiástica, Arqueología, Teología Dogmática y Lugares Teológicos. Es ordenado presbítero el 26 de mayo de 1888. Recibe los grados de Bachiller en Teología por el Seminario de Tui (septiem-bre 1893), y en octubre, la Licenciatura y Doctorado, en Santiago.

Fué colaborador asiduo de los periódicos “El Eco del Miño” y “La Integridad’ Morcó época su discurso “Gabanza da lingua galega”, pronunciado en el idioma de nuestra lengua. Asistía a los plenos del Ayuntamiento de Tui. Como periodista deseaba aprender de la ironía de ciertos concejales, deseosos de “hablar por lo fino’: Y el Alcalde -que no coincidía con las ideas clericales- lo expulsa del salón y más tarde ordena su detención. El Juez, Sr. Calvo Camiña -padre de los Calvo Sotelo- lo trató con actitud deferentísima; y se produce la natural reacción, al ser puesto en libertad, el joven sacerdote fue vitoreado por las calles. La fama de Lago crece enla lucha.

Diversos conflictos llevan a Lago el 2 de diciembre de 1896 a emigrar a la Diócesis de Lugo. Allí estuvo al frente del Provisorato. Fué Gobernador Eclesiástico “sede plena”, examinador sinodal, rector de la Iglesia del Carmen, Canónigo, Catedrático de Teología Positiva y de Hebreo, Lectoral. Trabaja asiduamente en la restauración de templos, en el Archivo Catedralicio. Compila las obras del Obispo Hüe y Gutiérrez.

El 28 de junio de 1906 es elegido miembro de la Real Academia Gallega. El 25 de agosto de 1909 es nombrado Obispo de Burgo de Osma. Tiene 43 años. Es nombrado hijo adoptivo de Lugo. Es consagrado Obispo el 3 de abril de 1910, y lo celebra con una comida que da a los pobres. El día 5 de junio toma posesión de la Sede Episcopal de Burgo de Osma, que rige desde 1910 a 1917.

El 4 de mayo de 1917 es preconizado Obispo de Tui. Entra en Tui el 26 de agosto de ese año. El 24 de julio de 1923, preconizado arzobispo de Santiago (1924-1925), toma posesión el 6 de abril de 1924. Aquí destaca por su amor a Galicia, a su lengua materno -el gallego-. Pero quebrantada su salud por el asma, pobre y cargado de deudas había renunciado a todos los derechos de la Mitra que le correspondían- entrega su alma a Dios el 19 de marzo de 1925, con estas palabras: â€œDios lo dispone. Hágase tu voluntad. ¡Hay que unirse! ¡Hay que defender a Galicia!’: Así muere el gallego que amó a Galicia, que cantó las glorias de San Campio y de Figueiró.La Universidad de Santiago se hizo cargo de su biblioteca, saldando las deudas del Prelado. 

Es emocionante su testamento. Dispone de todo lo que tiene. “El báculo -dice- quisiera que fuera entregado al Seminario de Tui, en el cual he gozado de una beca de gracia’: Y termina diciendo que desea que sus amigos D. Juan Pérez Martínez y D. Saturno Gómez Vila tengan algún recuerdo suyo, algún objeto o algún libro. D. Juan era párroco de El Rosal, y D. Saturno, párroco de A Guarda. Unía al Prelado gran amistad con ambos párrocos, y acostumbraba a pasar unos días de descanso en ambas rectorales.

Este es el Obispo Lago, a quien Figueiró debe gratitud. Sirvan estas líneas para ello y lo mismo la publicación de esta obra suya.

José Luis Portela Trigo

PARTITURA DEL HIMNO DE SAN CAMPIO

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn



Santuario de San Campio
PK 58,600 - 36792 FIGUEIRO (Tomiño)
Teléfono:608 98 55 53
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

[Glezot] [Valid Atom 1.0] [WebEmpresa] [Joomla]